domingo, 22 de febrero de 2009

Triste, ¿pero cierto?

Hace mucho que no publico nada.
Pensé que la excusa perfecta eran los interminables exámenes de Bellas Artes, pero me he dado cuenta de que quizás el problema está en que últimamente tengo poco que decir.
Estoy todo el día pensando, y sin embargo no pienso en nada. Estoy entre la desidia y el aburrimiento. Y todo empieza cuando decides quedarte un viernes noche en casa para estudiar, en vez de salir con las personas normales con carreras normales que acaban sus exámenes en fechas normales, y se van con total normalidad a Punta Cana, a enciegarse y tomar el sol en pleno Febrero, lo cual seguramente sea lo único anormal en esta historia. Te dispones a estudiar, es la idea, pero digamos que la normalidad del resto, al parecer, tan aburrida, te corroe, y te dan calambres en los ojos cuando empiezas a leer tus densos apuntes… “ORIGENES DEL DISEÑO EN LA SOCIEDAD INDUSTRIAL: La Revolución Industrial fue un periodo comprendido entre (…)” -¡Calambre! - “(…) los sistemas de producción basados en la especialización del trabajo (…)” -¡Auh! -"(…)ElarquitectoCharlesCockereladviertedelapérdidadecalidaddeldiseñodebidaalasustitucióndelamenteylamanohumanas(…)”- Pierdes el hilo… -“Procesodeelaboración¿HABRÁN SUBIDO YA EL ULTIMO CAPITULO DE CÓMO CONOCI A VUESTRA MADRE?aplicaciónymejoradelasnormasqueseME APETECE CHOCOLATEaplicanadistintasactividadesNADAcientíficas…………………………………………………………………………………………………………..”- Bien, pues cerremos los apuntes.
Es aquí cuando decides dedicarte un viernes por la noche en casa. Es la 1, demasiado tarde para engancharte a una fiesta ajena, y demasiado pronto para acostarte sabiendo que al día siguiente, POR FIN, no tendrás que madrugar. Navegas por seriesyonkis, te pones una peli (o dos), escuchas música sin apenas volumen, en silencio (ah, qué bonita es la música en silencio), garabateas en tu cuaderno de dibujo, lees alguna tontería entretenida que mantenga tu escaso poder de concentración… y al final, sin querer, miras el reloj. ¿Qué hora es? ¿Las 4…? ¿Las 5 a lo mejor? Y entonces te das cuenta. Tú, normalmente, a estás horas de ebriedad, estás haciendo lo que están haciendo ahora esa panda de normales que tanto te ha insistido para que les acompañases en su normalidad, pero hoy no ha sido así. Hoy estás en tu casa, deleitándote en tonterías, a gusto. Joder, pero que muy muy a gusto…
Puede ser por… no… porque… no, es imposible… quizás… vaya, pues parece que sí.


Qué putada, te estás haciendo “mayor”.

8 comentarios:

Mauers dijo...

Si ese es el concepto de "hacerse mayor", estoy hecho todo un abuelo. Ojalá lo normal ya a nuestra edad no fuera salir siempre de fiesta y se llevará más el alternar con otro tipo de planes. Me encanta ir a una cena eterna con amigos y ver que me han dado las 2 y me puedo ir a mi casa sobrio y realizado; ir a una obra de teatro de 10 euros, tomarme unas cañas y hasta ahí; quedar con un par de amigos para viciar hasta las 8 de la mañana sin haberlo pretendido y darte cuenta de que a las 10 tienes partido en Madrid... ciertamente, este Carnaval he sido el más feliz con mi disfraz de viejuno... un beso Martibiri's!

Anónimo dijo...

JODER vaya toalla,el mundo virtual permite con mayor facilidad este tipo de enclaustramiento casero al q te as visto expuesto. Sin internet, tu escape se hubiese dado, puesto que a la UNA dela mañana, aunque por un poko tarde q te parezca para salir a tomar unas cañas..., siempre estarán ahí. Y tu amigüit@s también. Yo rompo una lanza a favor de la libertad del ser, en contra de la opresión que genera en nosotros internete...ay q salir, beber, reir, fumar, sentir, vivir..., no estoy diciendo q esto de las new tecnologies no sirva para nada, no, ni mucho menos, simplemente digo q no nos dejemos vencer. Cuando estemos oxidados entonces si, pero demomento...
Y por cierto, eso no es q te estes aciendo mayor..., el sintoma de q te aces mayor es ver la pelicula de antena 3 los sabados y domingos despues de comer...ya sabes... "Basado en hechos reales".
Saludos Matriuska.

maRtistica dijo...

¿Sería mucho pedir, querido Anónimo, que desvelases tu identidad?

Anónimo dijo...

martes tia, anónimo soy yo. ¿x cierto qtal el carnaval belleartiste?

Mauro dijo...

Un poco de todo, nos cansa ir siempre a emborrachanos, tanto como nos cansaría quedarnos siempre en casa viendo pelis y escuchando música. Lo bueno sería como escribió Mauers que se alternasen los planes, pero es difícil, la mayoría de colegas siempre quieren beber en casa e ir de discotecas, una pena. También es cierto que divertirse de esa forma, un viernes a la 1 es gracias a las tecnologías. Que cada cual se divierta a su modo.
Y dios o quien sea bendiga a los creadores de How I met your mother.

Anónimo dijo...

Hola, soy Troy McClure, tal vez me recuerden de otros especiales animados como, Simio Navideño, o Simio Navideño en Campamento de Verano.

Firmado: De Simios a Gogo.

argentinito dijo...

muy bueno!

Anónimo dijo...

marta q ties esto abandonao coño