domingo, 24 de enero de 2010

Y QUÉ LE VOY A HACER...

Si a veces me muerdo las uñas, y no me gustan Los Simpson. Si me salen "calenturas" (o herpes labiales) en cuanto me estreso un poquito, duermo de menos, o tengo una mala menstruación. Si me afectan las despedidas como si de entierros se tratara, y soy una torpe consolación para quienes se atreven a llorar delante de mí. Si mi piel no está hecha de injertos de culito de bebé, y lo dejo todo para el último momento. Si mis bolsos y bolsillos están llenos de clinex usados. Si no me doy cuenta de lo que tengo hasta que se me está escapando de las manos, y la forma en la que me crece el culo es algo digno de investigar por Iker Jiménez. Si no puedo evitar reirme cuando alguien se cae, cuando mi media mensual de caídas es tres. Si me cuesta decir lo que pienso, y me da pereza sacar al pobre Cuqui. Si no se cocinar, y llevo cinco meses vistiendo ropa sin planchar. Si dejo todo lo que puedo hacer hoy para mañana, malcomo, malduermo, y malvivo. Si cuando me emborracho me acuerdo de quién no debo. Si los hombres huyen ante mi aparente indiferencia, y yo me asusto ante su mínima muestra de interés. Si se me olvidan los cumpleaños, y mi perfil derecho es un horror. Si nunca cumplo mis propósitos, y me fatigo hasta cuando corro para no perder un autobús. Si mi habitación es un desorden y todo lo pierdo. Si me da vergüenza hacer reservas por teléfono, y no estoy nada guapa al amanecer. Si pico entre horas, entre medias horas, y entre cuartos de hora. Si me conformo con la mediocridad, y paso desapercibida en cuanto me rodean mas de diez personas. Si soy capaz de vivir con todo esto...

...lo siento, pero ¡y qué le voy a hacer!

viernes, 15 de enero de 2010

LOS "MAYORES"

Adrián (5 años)= A
Yo (21 años)= M


M- Bueno Adri, ¿me cuentas qué te han traído los Reyes?
A- En casa hfkihgfkugirf, en casa de la abuela Celia jsafklnlnwf, en casa del la otra abuela hdbfytyubtrf, en casa de la tía X hdgbftvkt (...), y en casa del tío Alberto ¡un volcán para meter a los Gormitis!
M- Ah, Gormitis... Eso son... monstruos, ¿no?
A- ... No, son Gormitis.


Maldita manía que tenemos* "los mayores" de nombrar, clasificar, organizar, y encasillar todo.



*Creedme, que a nadie más que a mí, le cuesta utilizar la primera persona del presente del plural del verbo tener, seguido de esa expresión que tienen los niños para denominar a los adultos. Y no es que yo me lo sienta, pero es que ya me sientan en la mesa de "los mayores".

lunes, 11 de enero de 2010

sábado, 9 de enero de 2010

NOSTALGICOSA

(ANTES DE QUE EMPECEIS A LEER, aun que publicado a fecha de hoy, sépase que está escrito desde una cálida noche de Diciembre en mi habitación de odos Iktinou, nº20)


Es curioso que me hayan hecho falta unos meses fuera de casa para entender la palabra nostalgia. Ni tengo pena, ni estoy triste. Ni echo de menos, ni echo en falta. Tampoco lloro por las noches, ni me despierto pensando que estoy en mi cama (bueno, en mi otra cama), porque ni si quiera añoro mi almohada (la otra, también).

Sin embargo, después de tanto tiempo, empiezo a tener ganas… ganas de una tortilla de patatas, ganas de un café en la “cafe”, ganas de Independance, de Barco, del Maike y de Malasaña. Tengo ganas de “sacar al perro”, ganas de hablar largo y tendido por teléfono, ¡de leerme un libro!, de ver las noticias, de quedarme dormida viendo la tele, o de tener conversaciones de besugo con Celia antes de dormir. De no preocuparme de si estos calcetines desteñirán en la lavadora de blanco, de andar por Gran Vía y la Castellana al volver de fiesta, de comprar en unos chinos, de dormir en casa de Leyre y después perder el domingo entero. De que salgamos a tomar unas Desperados al Galway con idea de volver pronto a casa, y terminar comiendo churros en San Segundo, y de que me salga vaho de la boca, ¡porque es invierno! Tengo muuuchas ganas de ponerme mi chaqueta gris con rayas verdes y azules (¿por qué mierda me la dejé?), de “ñ”, ¡¡de tener lavavajillas!! Ganas de entender los carteles, ganas de no cenar a las siete de la tarde, ganas de ir al supermercado y saber si estoy comprando champú o suavizante, mantequilla o “mantequeso”, salami o chorizo (unfortunatly*, siempre es salami), o zumo de naranja o de pomelo (NO compréis el de pomelo).


Tengo ganas de esa sensación de “home, sweet home”… tengo ganas, de no tener nostalgia.




*¡Me encanta esta palabra!

MI WORD NO ESTA DE ERASMUS

Everest, evahristo, Monastiraki, Stayinathens, ela, souvlaki, Cosmote, giasou, preparty, Syntagma, ouzo, Egaleo, “den katalaveno helenika”, Polskaña, Omonia, owner, Panathinaikos, Victoria, Psiri, frappe, salztsiki, oji, Lycabetus, períptero, shot, ne, Spirit, afterparty, casadeChinoyGerman*, AUEB, troley, Acropoli, Jajermaister, Gazzi, Keramikos, ferry, kalimera, Villa Mercedes, ESN, yamas, Jronia Polla, Goody’s, odos Iktinu, Whats up, kalinigta, TEI Athinas, bouzoukia, flatmate, Venue, malaka, Plaka, “epomeni stasi”, musaka, Filopapos, Hondos Center, Olympiacos, Hellada, Patission, parakalo, metaxa.

Sólo cuatro de estas sesenta palabras no se subrayan en rojo cuando las escribo en Word. Será que no está hecho para un Erasmus en Atenas…

*lo prometido es deuda.