sábado, 1 de noviembre de 2008

Adivinanza.

Acabo de terminar de ver una película, porque es viernes noche, y he decidido quedarme en casa. Me estoy haciendo mayor, taaan mayor...

El caso es, que dicha película me ha hecho reflexionar. No sé si realmente contiene un buen mensaje, o es que yo soy así de reflexiva. Quizás un final demasiado previsible, mechachis! Puede que la historia esté un poco sobada, también. Los personajes, típicos. El guión, con unas cuantas buenas parrafadas puntuales, y mucha paja entre medias...


"Si te pregunto algo sobre arte me responderás con datos sobre todos los libros que se han escrito, Miguel Ángel, lo sabes todo, vida y obra, aspiraciones políticas, su amistad con el Papa, su orientación sexual, lo que haga falta... Pero tu no puedes decirme como huele la Capilla Sixtina, nunca has estado allí y has contemplado ese hermoso techo. No lo has visto… Si te pregunto por las mujeres supongo que me darás una lista de tus favoritas, puede que hayas echado unos cuantos polvos, pero no puedes decirme que se siente cuando te despiertas junto a una mujer y te invade la felicidad... Eres duro. Si te pregunto por la guerra probablemente citarás algo de Shakespeare: "De nuevo en la brecha amigos míos" Pero no has estado en ninguna, nunca has sostenido a tu mejor amigo entre tus brazos esperando tu ayuda mientras exhala su último suspiro. Si te pregunto por el amor, me citarás un soneto, pero nunca has mirado a una mujer y te has sentido vulnerable, ni te has visto reflejado en sus ojos. No has pensado que Dios a puesto un ángel en la tierra para ti, para que te rescate de los pozos del infierno, ni qué se siente al ser su ángel y darle tu amor y darlo para siempre y pasar por todo, por el cáncer. No sabes lo que es dormir en un hospital durante 2 meses cogiendo su mano porque los médicos vieron en tus ojos el que término horario de visitas no iba contigo. No sabes lo que se significa perder a alguien, porque sólo lo sabrás cuando ames a alguien más que a ti mismo. Dudo que te hayas atrevido a amar de ese modo (...)"

...pero, curiosamente, para que no se me tache de pedante (que no lo soy), y quitarle un poco de seriedad al asunto, diré por fin lo que realmente me ha hecho pensar...

POR QUÉ MIERDA PREGUNTAN EN TODAS LAS PELÍCULAS AMERICANAS "¿CÓMO FUE TU INFANCIA?", POR QUÉ SE PRESENTAN HASTA EN UN BAR DE COPAS CON NOMBRE Y APELLIDO (Mi nombre es Cindy, Cindy Stanford ¬¬), Y POR QUE "MALDITA" RAZÓN NOS IMPONEN EN TODAS Y CADA UNA DE LAS TRADUCCIONES LA PALABRA "DIANTRES"!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Realmente, me enferman.
PD: ¿Sabéis ya cuál es la película?

3 comentarios:

Mauers dijo...

A colación con lo que apuntas de "diantres", me gustaría que alguien me explicara la absurda tendencia de acabar todas las traducciones de los títulos en "...de pelotas".
Definitivamente, falta gente como nosotros en el mundo del cine... ^_^

manè galinha dijo...

indomable will martie, se llamaba la pelicula.

Anónimo dijo...

La leccion que da Robin Williams a Matt Damon sentados en el parque...
"El indomable Will Hunting"; memorable...