domingo, 12 de diciembre de 2010

A de AMARILLOS

Ni A de Atenas, ni A de Arte, ni A de Ayer. A de Amarillos.

Y qué es eso de "amarillos", os preguntaréis.

Estaba yo, hace tiempo, de visita rutinaria por la FNAC, y mi vena consumista, que me obliga a comprar los libros por el título, tuvo un flechazo con uno que se llamaba "El mundo amarillo". La portada, tan chillona como el título, engatusó a mis ojos curiosos, y no pude hacer más que acercarme, y darle la vuelta para leer. No era un libro feliz, era un libro triste, pero decía algo sobre personas amarillas (mentalmente yo también hice broma fácil con los Simpson). Me pareció intrigante, y por no quitarle la ilusión a mi yo consumidor, me lo llevé. El libro en sí, me dejó bastante indiferente, pero el concepto de "los amarillos", ha seguido conmigo durante estos años.

Resultó, que "los amarillos" son personas con las que nos cruzamos en la vida, y nos dan una pista, nos guían, o nos tuercen el camino, según lo buena o mala que fuese nuestra dirección. En un principio, es difícil de entender, porque por relación espontánea, queremos pensar que lo lógico es que nuestros amarillos sean padres, hermanos, mejores amigos... Pero no. Por su puesto que hay amarillos que se quedan contigo toda la vida, pero también hay amarillos que te dicen una frase en un ascensor, y después se van... A mí me pareció genial.

Pensé en todos los amarillos que había conocido, y como no sabía que lo eran, no pude darles las gracias. Pensé lo bonito que sería acostarte algún día, y tener consciencia de haber sido amarilla...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Janis Joplin ... soy Bob Marley (o Bob Esponja) ... surfeando por este gran mundo que nos ofrece internet, me he encontrado con tu blog y deslizando los ojos por la pantalla he visto que tu también conoces lo que son los "amarillos" :) ... yo también lo leí, después de leer aquel libro que tenías por nombre: "Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo" (aquel que nos leímos todos antes que tú, jajaja) ... que libro más curioso ... como me encanta encontrarme amarillos en el metro a las nueve de la mañana :)

martistica dijo...

¡Qué bien saber de ti! De hecho te nombro en una de mis últimas entradas, cuando Jimmy Hendrix y Pete Doherty nos enseñaron a jugar al póker (a mí mejor que a ti, por cierto... muajaja)
Un yellow kiss al más puro estilo gomaespuma.

yolilanda dijo...

marta... no se si esque estoy sensible o que pero lo de los amarillos me esta haciendo llorar. supongo que es algo asi como cuando señor paco llora con el telediario.

martistica dijo...

Sin duda, te viene de familia.

Anónimo dijo...

Lo malo es que los verdaderos amarillos...tengan fecha de caducidad... aunque al recordarles te asalte una sonrisa inesperada en el rostro incontrolable...

quizá, sin que lo sepas, seas el amarillo de muchas personas a las que dejas leer este blog... por ello...GrAciAs!

Mofli

martistica dijo...

¡Gracias a ti por darme las gracias!